CENTROS ETG

ETG ante la Quimioterapia

Estudios realizados en Nueva Zelanda por el Dr. Tim Meakin y otros, dan cuenta sobre la efectividad en la detención de la caída capilar por efectos de Quimioterapia CMF.

>> Ver más info y Estudio completo

 

INTERNATIONAL JOURNAL

of DERMATOLOGY

 

Julio - Agosto 1990, vol 29 Nº 6

Pharmacology and Therapeutics

W. Stuart Maddin

LOS EFECTOS BIOLÓGICOS DE UN CAMPO DE PULSACIÓN ELÉCTRICA
ESPECÍFICAMENTE REFERIDA AL CABELLO "ELECTROTRICOGÉNESIS"


W. Stuart Maddin, M.D., F.R.C.P.(C), Peter W. Bell, B.Sc.(Farmac.), M.B.A. y John H. M. James, M.D.,C.C.F.P.C. De la División de Dermatología, Escuela de Medicina . de la Universidad de British Columbia,- COLUMBIA BRITÁNICA - CANADÁ 

 

Este estudio comparativo y controlado demuestra el efecto biológico positivo en el recrecimiento del cabello causado por la administración de un campo de pulsaciones eléctricas efectuadas de acuerdo a un ordenado programa de 36 semanas de tratamiento. Un promedio comparativo de conteo por cabello entre grupos favorece significativamente al grupo bajo este tratamiento, que muestra un 66% de aumento de cantidad sobre la línea base. El aumento en el grupo controlado fue 25,6%. Es notable también que 29 de 30 personas con este tratamiento (96,7%) mostraron un re-crecimiento de cabello y la interrupción de la caída del mismo.
El proceso no tiene efectos colaterales ni reacciones adversas La exposición razonada de este fenómeno no es clara pero se considera que se debe a un efecto electrofisiológico en el inactivo folículo capilar, similar a aquellos documentados con respecto a las fracturas de hueso y a aumento en la restitución del tejido blando. La pulsación eléctrica puede provocar el aumento de la mitosis celular a través del flujo de calcio, abarcando a ambas o sea a la funda/cubierta del folículo y a las células de la papila dérmica.

Por más de 30 años la relación entre los efectos eléctricos y el crecimiento del tejido mamífero ha sido un tema de interés y conjeturas. Comenzando con los estudios sobre señales eléctricas en tejidos no excitables, se han aplicado señales exógenas a modelos celulares y animales para determinar la respuesta biológica, y se ha utilizado clínicamente una estimulación eléctrica para acrecentar/mejorar la restauración de los tejidosblandos y duros.

Este estudio presenta detalles sobre un método para el recrecimiento del cabello utilizando la aplicación próxima al cuero cabelludo de un campo de pulsaciones eléctricas. Previamente Gunn y Lee, reportaron sobre un experimento con cuatro hombres con pérdida de cabello temprana, siendo tratados con un aparato de estimulación eléctrica neural transcutánea (TENS) comercialmente disponible, resultando con una disminución en la caída del cabello, un mejoramiento en la textura del mismo y una gradual renovación en la tasa de crecimiento. Asimismo, en dos pruebas abiertas y libres con 25 a 40 sujetos, respectivamente, Bell reportó que el 84% del primer grupo y el 70% del último mostraron un recrecimiento después de los 60 días, utilizando la modalidad eléctrica que está probándose en este estudio.

Las disciplinas dentro de la profesión médica están familiarizadas con el uso de modalidades eléctricas en una variedad de circunstancias, pero la propuesta de la estimulación eléctrica para el crecimiento o recrecimiento del cabello no ha sido debidamente investigada. El uso de algunos valores de frecuencia y corriente en un régimen de tratamiento específico puede encontrarse con la necesidad de una efectiva y nueva forma de tratamiento, para la problemática condición cosmética, alopecia androgénica, a la que se ha prestado una creciente atención los últimos años.

La terminología ElectroTricogénesis (ETG) adecuada y formalmente describe este fenómeno. Materiales y Métodos En este estudio se registraron setenta y tres hombres blancos mostrando un patrón de gravedad de calvicie clasificada III vértice/coronilla y VI de la escala de Hamilton. Para participar se solicitaron otros requerimientos como cabello oscuro, edades entre 19 y 49 años y una aparente buena salud. Cada participante estaba sujeto a un examen físico y a la consideración de la historia médica incluyendo tratamientos actuales y prescripción de drogas. La participación previa en otros estudios o el uso de cualquier agente para el crecimiento del cabello dentro de los últimos 6 meses descalificaban al sujeto. Un total de 17 sujetos (8 con tratamiento y 9 sin tratamiento control) se retiraron del estudio mayormente por no poder disponer de tiempo necesario para el periodo de seguimiento. Se recolectaron datos de 56 sujetos, 30 tratados y 26 controlados, por un período de 36 semanas por cada individuo, desde Abril de 1988 a Junio 1989.

Los sujetos fueron asignados por azar al grupo A (Tratamiento) o al Grupo B (Control) utilizando una tabla de números al azar. El operador del aparato fijó asignaciones de acuerdo a las series al azar. A todos los sujetos e investigadores se les ocultó lo referente a las asignaciones de grupo. El procedimiento para ambos grupos A y B era idéntico y requirió que cada sujeto visitara el consultorio médico del investigador. Estaría sentado en una silla y colocaría su cabeza dentro de un casco semiesférico, similar a los de los secadores de pelo de las peluquerías.

Los tratamientos se aplicaron una vez por semana durante el período de 36 semanas, excepto por las semanas 1 y 2, 17 y 18 y 33 y 34 en que las aplicaciones del tratamiento se dieron dos veces por semana. Este programa fue elegido empíricamente en base a la experimentación y observación en pruebas abiertas previas. Se usaron un total de cuatro aparatos aparentemente idénticos. Dos aparatos funcionaban a pleno y eran los utilizados por el grupo A. Los otros dos aparatos tenían desconectados sus circuitos de salida de forma tal que no llegaba electricidad al casco , y estos eran los utilizados por los participantes del grupo B (Control). Las características de desempeño, operación y control de ambos aparatos fueron monitoreadas durante toda la prueba. Ningún alambre, electrodo, chapa o paleta tocaban el cuero cabelludo. Las chapas de electrodos especialmente diseñadas estaban completamente adentro de la estructura del casco y permitía al cuero cabelludo ser pasivamente 'bañado' por el campo de energía eléctrico que éste emitía.

Las salidas eléctricas del casco eran monitoreadas y calibradas regularmente para asegurar el cumplimiento de las especificaciones patentadas. Los tratamientos no eran discernibles y los sujetos no experimentaron ningún tipo de sensación. La única indicación que mostraba si la máquina estaba encendida o apagada era una luz del piloto en 'On' que se encendía y parpadeaba cuando estaba en uso operativo. En las máquinas de control las luces de los pilotos parpadeaban en la misma forma. Todos los sujetos estaban instruidos para reportar cualquier aviso de efectos colaterales como así también que mantuvieran un estilo de vida y hábitos normales. Casco conteniendo las salidas de las chapas conectadas a un circuito electrónico y recargable en el pie inferior del aparato. Fig 1 Botones de control ON/OFF y de intensidad de corriente, ubicados sobre el pie del aparato.

A los participantes se les solicitó lavar su cabello diariamente con un champú comercialmente accesible que nosotros les suministramos. El seguimiento de las preguntas médicas fue realizado por los investigadores cuatro semanas después del comienzo del tratamiento y nuevamente se hizo al finalizar la prueba con relación a la posibilidad de ocurrir efectos colaterales.

Las características eléctricas de cada tratamiento se muestran en la Tabla 1 que figura más arriba, en la que se indica la selección de polaridad e intensidad de las salidas del campo eléctrico. El ancho de la pulsación, la frecuencia y la onda son constantes y fijadas inherentemente en el circuito del aparato. Éstas se mantienen de acuerdo a la patente del propietario del aparato.

 

Medición

Durante la prueba fueron contadas en cuatro oca-siones las terminaciones de los cabellos en un área circular sobre el cuero cabelludo de 1 pulgada de diámetro. El primer conteo se realizó al inicio del tratamiento y los otros al final de las semanas 12, 24 y 36 de la terapia del sujeto. Adaptando la técnica utilizada por los investigadores de los efectos tricogenéticos de la droga Minoxidil, se cortó una abertura de 1 pulgada de diámetro en una hoja de celuloide claro de plástico (8,5 pulg. x 11 pulg.) para ser utilizado como una plantilla. La plantilla fue colocada sobre el cuero cabelludo con la abertura aproximadamente sobre el centro del vértice del área de la calvicie.

Se tomaron medidas desde el borde de la plantilla hasta la punta de la nariz y de ambas orejas y después marcando de forma tal que la plantilla pudiera ser colocada sobre la misma marca en los sub-siguientes recuentos. A cada individuo se le asignó su propia plantilla, apropiadamente identificada con sus iniciales, y la cual se guardaba en cada archivo.

Para la apropiada colocación de la plantilla, fue utilizado un lápiz de cejas para describir los bordes del área circular del cuero cabelludo debajo de la abertura. Luego la plantilla fue sacada y ayudado con una lupa con luz

( X3 potencia ) sobre un soporte, se usó una escobilla con un palito de madera para contar los extremos de los cabello dentro del área delineada. Al final del procedimiento, las marcas del cuero cabelludo fueron suavemente limpiadas con una escobilla con alcohol.

 

Resultados

Comparativo del pre-tratamiento de los grupos La Tabla 2 muestra los promedios de los dos grupos (+/-SD) por cada uno de los pacientes seleccionados y las variables de enfermedad es mencionadas. Asimismo se demuestra el correspondiente valor para cada covariable de una dos muestras de pruebas-t comparando los promedios del Grupo A con los del Grupo B. El Grupo A (Tratamiento) y el Grupo B (Control) no difirieron significativamente con respecto a sus valores promedio del conteo inicial o con respecto a sus valores promedio para cualquiera de las covariantes anotadas. Comparación de conteo de extremos de cabellos Previamente a la terapia los sujetos del Grupo A, tenían un promedio de recuento de extremos de cabellos de aproximadamente 91 unidades, mien-tras que los sujetos del grupo B tenían un promedio de conteo ligeramente mayor o sea de aprox. 111 unidades.

Esta diferencia no es significativa estadísticamente, pero sí afecta el análisis de los cambios en el recuento de extremos de cabello de los sujetos. Por lo tanto, la comparación de cambios en el conteo de extremos de cabellos fue realizada co-mo el parámetro analítico. En la semana 36 el grupo A aumentó el conteo de crecimiento el 66,1% sobre la línea base (150,83 versus 90.83) comparado con el 25.6% del grupo B (139.23 versus 110.83).

 

Efectos colaterales

Es de destacar que durante el período de las 36 semanas del tratamiento hubo una total ausencia de efectos colaterales. Preguntas realizadas a ambos grupos durante y al finalizar el estudio, demostraron que no son atribuibles efectos colaterales ni reacciones adversas en los sujetos. Con posterioridad al examen médico realizado al comienzo del estudio, los signos vitales fueron monitoreados en la semana 4 y nuevamente al finalizar la semana 36 del tratamiento, En todos los casos éstos estaban dentro de los límites nor-males. No había síntomas de patología en el sis-tema central nervioso (CNS). No fue considerado necesario hacer pruebas de laboratorio.

 

Parámetros eléctricos

Los aparatos utilizados en este estudio han sido aprobados por la inspección de la CANADIAN STANDARD ASSOCIATION (Asociación de Normas Standard de Canadá) y aunque estos aparatos no debieran usarse con personas con el cabello mojado, los bajos voltajes y alta salida de impedancia no constituyen un choque eléctrico peligroso, aún si hubiese un contacto físico entre el cabello mojado y las chapas del casco. La densidad de la corriente en el cuerpo provoca-da por el campo eléctrico no tiene efectos nocivos en la salud de las personas que usan este aparato.

 

Debate

Se ha demostrado que el uso de la estimulación exógena eléctrica estimula el crecimiento del tejido del esqueleto en fracturas sin unir y acelera significativamente la cura de heridas en tejidos blandos incluyendo las úlceras decúbitas. Realmente, los procesos tempranos fisiológicos de osteogénesis abarcan muchas de las células del tejido blando.

Los efectos en el tejido blando ocurren junto con la osteogénesis estimulada, ej. mejor organización del colágeno dentro de las durezas/callos tempranos, producción del cartílago transparente en la vecindad de la cicatrización de la osteotomía, y un retorno más rápido de la circulación medular. Basset y Hermann demostraron que la capacidad proliferativa y funcional del tejido de células correctivas puede ser afectada in vitro por el fenómeno de separación de carga similar a aquellos producidos 'piezoeléctricamente' por hueso y cartílago en vivo.

Robinson observó que la actividad del fibroblasto puede ser afectada por fuerzas del campo aún más bajas que los campos endógenos en los animales. Becker demostró que la corriente eléctrica directamente estipulada diferencia las células de las rojas y estas luego se rediferencian de las células del cartílago, que continúan en transformarse en células de hueso.

Los roles del ADN y RNA fueron demostrados como el mecanismo instigador en el proceso; este fenómeno también fue mostrado por Basset y Hermann y Alvarez et al. en el tejido blando la más reciente y notoria síntesis de colágeno y epitelialización de herida.

Nikolai sintetizó su experiencia como que mejora la microcirculación, reduce la intensidad del proceso inflamatorio, estimula el metabolismo en las células, intensifica la proliferación y diferenciación de los fibroblastos y ayuda a la fibrillogénesis y proliferación del epitelio.

Parkinson describió un campo de pulsación eléctrica en un sistema con capacidad de producir un campo pasajero en las moléculas y componentes más grandes del medio entre los electrodos del sistema. El campo está intrínsecamente neutralizado, pero los cambios se realizan en la membrana celular debido a la fuerza impulsiva del campo, que podrá resultar en una redistribución de una membrana de proteína que se sabe que tiene un efecto en el crecimiento y movilidad de cierto tipo de células.

Bourgnignon y Bourgnignon confirmaron las primeras sugerencias de Binder de que la estimulación por pulsación eléctrica disparaba un efecto electrofisiológico en las células en lugar de causar una reacción electroquímica, y que mientras todavía el mecanismo permanece desconocido, no están involucrados la temperatura del medio, el ph, y los efectos de los iones de metal liberados de los electrodos.

Más tarde ellos dilucidaron dos hechos de activación celular al flujo entrada de iones de calcio dentro de las células y la exposición de receptores de insulina adicionales sobre la superficie celular, como siendo parte del ADN y del proceso de síntesis de proteína e importante para la cura de las heridas de piel.

Bieckerbach postuló que la corriente eléctrica causa suficiente despolarización de la membrana para permitir a los iones de calcio del fluido intersticio entrar a través de canales de calcio sujetos a voltaje dentro de la membrana celular. La elevación resultante en el nivel intracelular de calcio luego estimularía la producción ATP dentro de la Mitochondría, activaría los mecanismos Kinase necesarios para estimular los mecanismos de adaptación y traslado para producir nuevas proteínas celulares y jugar un papel esencial para establecer la división, ej. emigración de células Mitoticas.

Omura ha demostrado que es posible crear un cambio rápido en la capacidad de la membrana celular y apropiadamente abrir los canales de voltaje sensibles de calcio por medio del uso de un rápido cambio del campo electrostático, sin el contacto directo entre los electrodos del tejido.

No es ilógico extender la actividad eléctricamente inducida de los fibroblastos y de las células epiteliales al folículo capilar y su característica y cíclica actividad. Si se presume que un folículo dormido/quieto es sensible a los niveles específicos de estimulación eléctrica, como Beckr y Selden sugirieron en el caso de las fracturas sin unir, estos grupos de folículos celulares son capaces de ser regenerados o prolongados en su fase anágena.

La etiología del crecimiento de cabello es conocida , si bien no completamente comprendida, pero demostrada por Montagna y Chase y Massenger que el compromiso de la papila dérmica dentro del proceso de crecimiento incluyendo el control de diferenciación, desarrollo y ciclo. Messenger sugirió también que la papila contiene "... una funcional y singular población de células como fibroblastos".

Se ha propuesto que estos grupos celulares son eléctricamente sensibles y responderán a niveles específicos de corrientes exógenas y detectarán características de una manera similar a las demostradas en la cura de las heridas de tejido blando y fracturas.

Estudios adicionales que se ocupan específicamente de los componentes del folículo capilar están indicados para dar más luz sobre el proceso electrofisiológico, ElectroTricoGénesis.

 

Reconocimientos

La compilación estadística fue hecha por Jonathan Berkowitz, Ph.D., y Ned Glick, Ph.D., de Berkowitz & Associates, Vancouver, British Columbia y el Departamento de Estadisticas, Universidad de British Columbia, Canadá, Sherry Phillips sumi-nistró la asistencia técnica y administrativa durante el programa de la prueba.